ETIQUETADO A TRANSGÉNICOS ¡YA! MX

Por el libre derecho a saber qué consumimos.

EFECTOS EN LA DIVERSIDAD GENETICA POR OGM

Deja un comentario

 

La guerra por el control de los alimentos, de la comida diaria y de sus semillas es un elemento fundamental para el control de las poblaciones mundiales.
Producir el propio alimento es generar autonomía y soberanía alimentaria por lo que los pueblos indígenas se convierten en el enemigo principal para quienes quieren controlar la comida del mundo. Es así como para México y otros países mesoamericanos, la semilla fundamental de su autonomía y soberanía alimentaria es el maíz.
Ahí es donde las trasnacionales hincan el diente. Por ello surgieron las denuncias de la importación de maíz transgénico y la contaminación genética de los cultivos indígenas que obligó a que la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte realizara un Informe del Secretariado conforme al Artículo 13 del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte (ACAAN) denominado “Maíz y biodiversidad: efectos del maíz transgénico en México” que fue terminado el 31 de agosto de 2004 y que se negaron a darlo a conocer públicamente hasta meses después. La gravedad del asunto es resumida por el informe de este modo: “Los efectos en la diversidad genética del maíz mexicano podrían tener repercusiones directas en la diversidad del maíz y los ecosistemas en toda América del Norte y el resto del mundo. México es uno de los centros de origen del maíz.
Perder una variedad del grano en México significa perderla en todo el planeta. Más aún, los genes contaminantes sin duda tendrán mayores impactos en la diversidad biológica de México. Uno de los posibles genes contaminantes expresa un plaguicida -la toxina Bt- que se sabe produce efectos en otros organismos aparte de las plagas objetivo que suelen encontrarse en Estados Unidos.
En septiembre de 2001, funcionarios gubernamentales mexicanos informaron sobre la contaminación de variedades locales de maíz con secuencias transgénicas en comunidades de los estados de Oaxaca y Puebla. En enero de 2002 el gobierno mexicano informó que en 11 comunidades los niveles de contaminación detectados eran de entre tres y 13%, mientras que en otras cuatro localidades la contaminación oscilaba entre el 20 y 60%. En las tiendas de Diconsa (dependencia del gobierno mexicano encargada de la distribución de alimentos), 37% de los granos resultaron ser transgénicos o genéticamente modificados (GM).
En el contexto de la puesta en marcha de la “Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados” que analizaremos en otra ocasión, es importante rescatar el resultado de este Informe para dimensionar las repercusiones que tendrá dicha Ley en el país. Sobre todo porque, como dice en el Informe “En México -centro mundial de origen y diversidad del maíz- la problemática se torna especialmente grave”. Y más adelante reitera: “Se consideró que este asunto podía revestir gran importancia ambiental, toda vez que México es un centro de origen y diversidad del maíz y el grano está intrínsecamente ligado a la cultura mexicana, sobre todo de las comunidades indígenas.” Pese a las recomendaciones del informe en sentido contrario, el gobierno de Vicente Fox México levantó la moratoria de facto junio de 2003 para el cultivo experimental de maíz transgénico. Con esta nueva ley de bioseguridad se entrega a las multinacionales de granos el control por el alimento del pueblo mexicano, y se les exculpa de las responsabilidades ambientales y en la salud que generará la liberación genética al medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s