ETIQUETADO A TRANSGÉNICOS ¡YA! MX

Por el libre derecho a saber qué consumimos.

¿De qué se trata?

Iniciativa de ley Ciudadana con proyecto de reforma al Art. 19 de la Ley Federal de Protección al Consumidor y Art. 101 de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, con la finalidad del etiquetado obligatorio a los alimentos procesados con material transgénico.

Algunos aspectos de los transgénicos entran en conflicto con el derecho a una alimentación apropiada, que deriva de la declaración universal de derechos humanos.  Pero también hay otros  principios importantes que están relacionados con los derechos humanos y que la situación actual de los alimentos transgénicos está violando, aunque no aparecen en la declaración universal de derechos humanos, son los derechos a una elección fundamentada y a una participación democrática.

La existencia de los alimentos transgénicos plantea la cuestión de la elección fundamentada, que deriva del concepto ético de la autonomía del individuo. Este principio se aplica al debate sobre el etiquetado de los alimentos derivados de OGM, para garantizar que los consumidores sepan lo que están consumiendo y puedan tomar decisiones fundamentadas. Una elección fundamentada,  y las medidas consiguiente, exigen el acceso a la información y los recursos. También hay que tener en cuenta que no todos los consumidores tienen el mismo acceso a la información y los recursos para tomar decisiones sobre los alimentos transgénicos. Especialmente, los países del tercer mundo, donde las personas pobres carecen de la información más básica para tomar decisiones que pueden afectar a su salud y a su capacidad de subsistencia. Por eso, toda estrategia de información del público debe incluir métodos apropiados para llegar a los grupos menos instruidos, más pobres y más desfavorecidos, de manera que puedan elegir en función de sus necesidades.

También es necesario  crear todo  tipo de oportunidades para posibilitar la participación de todas las personas para que participemos en el debate sobre las repercusiones que los alimentos transgénicos tienen en nuestras vidas y medios de subsistencia, y sobre cualquier beneficio que pudiera presentarse. Todas las personas deberíamos tener el derecho a elegir los productos que sean convenientes para nuestra salud. Y también es preocupante, que con la situación actual se les está arrebatando a las generaciones futuras la posibilidad de tomar decisiones dentro de este ámbito. Por eso, es necesario dejar a las próximas generaciones opciones abiertas que les permitan enfrentarse a las necesidades futuras.

Ante el avance biotecnológico, los consumidores se encuentran, en su mayoría, desconcertados y con un gran desconocimiento sobre la materia. Por eso es necesario que se respeten su derecho de ser informados acerca de por qué y cómo se producen estos nuevos alimentos, a tener la garantía de unos controles eficaces por parte de entidades oficiales independientes, y a ser libres de elegir entre alimentos que hayan sido o no modificados genéticamente. Es por ello, y para proteger la salud pública, que se viene reclamando desde distintos sectores de la sociedad (organizaciones de consumidores, grupos ecologistas, etc.) Es necesario el diseño de un sistema de etiquetado de estos alimentos que sea obligatorio y fácil de entender, permitiendo respectar el derecho de cada persona a elegir qué tipo de alimentos quiere consumir, bien por motivos religiosos, éticos o razones de salud.

Sólo de esta manera respetaría el derecho de los vegetarianos a no consumir vegetales que lleven incorporados genes animales o el derecho de los musulmanes a no consumir productos que lleven incorporados genes provenientes del cerdo; y sobre todo por razones de salud, como es el caso de las alergias. Pero existen cuestiones que hacen difícil un etiquetado adecuado, como la dificultad para saber si un producto contiene omg debido polinización de cultivos transgénicos próximos, ya que no hay ningún tipo de legislación respecto a medidas de aislamiento. Ocurre lo mismo en los casos en que se dan piensos con ingredientes transgénicos a ganado destinado para el consumo humano. También sería difícil el etiquetado de alimentos procesados que contiene ingredientes de muchas fuentes diferentes.

Por otro lado, la  industria alimentaria se opone totalmente al etiquetado de dichos alimentos, ya que creen que va a resultar perjudicial para su negocio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s